JM School Tools - шаблон joomla Авто

 ESPIRITUALIDAD TERESIANA

ENTRE ALBORES  DE NIEVE

 

La espiritualidad Teresiana está basada en la vida, historia de nuestra Patrona Santa Teresita. Su biografía, espiritualidad basada en el “caminito de la Infancia espiritual” sus obras y contenido serán el motivo de las páginas que nos darán a conocer cómo saber de buena tinta y vivir esta rica espiritualidad base del “Hacer” y “Ser” de la misión y pastoral educativa llevada a cabo por la Congregación de Hnas. Misioneras de Santa Teresita, quienes regentan la Escuela Normal Superior Santa Teresita en Sabanalarga-Atlántico.

2 de enero de  1873, once y media de la noche. La pequeña ciudad de Alenson , a orillas del Sarthe en Normandía ,está  para dormirse  cubierta por un esponjoso manto de nieve. desiertas . (leer más…)

Si las vigilias invernales se alargan mucho, con el paso de las horas, las ventanas se van apagando una tras otra, como párpados que se cierran. En las calles no se ve, en el hampo de la nieve, más que el cerco luminoso de los faroles movidos por el viento. Pero en la calle Sainst-Blaise, frente al histórico castillo de estilo Luis XIII usado como prefectura, hay una ventana que sigue obstinadamente abierta. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, una criatura ha llegado a aquella casa, ha brotado una florecilla. Mejor “la florecilla”.

Es una niña guapísima, sana, de líneas delicadas, y la madre la mira arrobada, repitiendo la misma oración que otras veces junto a otras cunas: “Señor, concededme la gracia de que se consagre a Vos y que nada mancille la pureza de su alma”. “Si un día llegara a perderse, preferiría que os la llevarais en seguida”.

El padre despierta a María y Paulina, las hermanas mayores, para darles la alegre noticia. Leonia y Celina, las más pequeñas siguen durmiendo. Sólo por la mañana se enterarán del  nacimiento de la nueva hermanita.

También por la mañana se presenta en la puerta de la casa un niño y entrega un billetito en que se leen los siguientes versos:

Sonríes a la vida apenas naces,

y la felicidad de todos haces.

En torno a tu cunita hay sólo amor…

Cual capullo que se abre en primavera,

Serás un día rosa tempranera,

Despide tu fragancia, ábrete flor”.

Es un padre de familia el que los manda, un beneficiado de los padres, que aprovecha la ocasión para demostrar  de algún modo su agradecimiento.

 

Dos días después, precisamente el 4 de enero, la pequeña recibe el bautismo y le ponen los nombres de María Francisca Teresa. Pero todos, y siempre, por deseo de su madre, la llamarán por el último nombre.

 

Padres de Santa Teresita, hoy:

Beatos Luis Martín y Celia Guérin