JM School Tools - шаблон joomla Авто

 ESPIRITUALIDAD MARIANA

ESENCIA DE LA ESPIRITUALIDAD DEL FUNDADOR

  

 

 Imagen de  Nuestra señora de las Misericordias a quien construyó

el S. de Dios Miguel Angel Builes la Basílica

en Santa Rosa de Osos (Antioquia)

 

De ¿dónde nace la espiritualidad Mariana, que permea la vida de las Comunidades   fundadas por M. Miguel Angel Builes y los destinatarios de la misión?  Nace de su corazón devoto que llevaba dentro y que brotaba en sus sermones, en sus escritos, en lo que hizo por su diócesis, en lo que dejó consignado en los reglamentos de sus comunidades, en las pastorales  dedicadas a la Sma. Virgen María, en los opúsculos, devocionarios, trisagios a nuestra Señora la Virgen María.

¿Dónde hemos aprendido esta devoción y de dónde  tomamos las bases para que la espiritualidad Mariana sea un patrimonio que ayuda a la vida espiritual y de vida cristiana en los lugares donde la vida misionera se hace expansión del Reino de Dios? De la vida misma del Fundador, veamos:

Los sermones de Monseñor Builes predicaba sobre Nuestra Señora estaban llenos de unción y de piedad y siempre al alcance del pueblo. Su devoción a la Sma. Virgen lo llevó a realizar cosas que para cualquiera hubiesen resultado imposibles. La imagen de Monseñor Builes rezando el santo rosario, cuyas cuentas se deslizaban continuamente entre sus dedos, en las visitas pastorales, en los viajes y por todas partes, ha quedado hondamente grabada en el recuerdo de los que le conocimos, y en el corazón y práctica de sus hijos e hijas espirituales que siguen el ejemplo del rezo continuo del Santo Rosario.

Sus obras fueron amasadas con sacrificios, rosarios y limosnas. En su testamento pidió todos sus hijos misioneros y religiosas, que le regalaran después de su muerte 100 rosarios; la devoción de Monseñor Builes a la Sma. Virgen fue como la de Santa Teresita del Niño Jesús y como la que enseñó el santo de Monfort; toda su vida estuvo vivificada por la presencia amorosa de Nuestra Señora.

La devoción de Monseñor Builes a la Sma. Virgen era la devoción de un místico, pero de un místico permanentemente en función de su oficio de Pastor y de Padre Fundador. Tuvo Monseñor Builes muchas necesidades  materiales y a la Sma. Virgen María recurría con una confianza ilimitada, porque sabía bien que Ella era la omnipotencia suplicante. Monseñor Builes, tuvo que sostener arduas batallas por la Iglesia y en esas batallas fue atacado fustigado, calumniado y perseguido, pero su devoción a Nuestra Señora, aquella que es más fuerte que un ejército en orden de batalla, le infundía gran valor y constancia  hasta obtener el triunfo, pues Monseñor Builes un afortunado luchador que salió siempre airoso en las batallas que emprendió.

Él nos enseñó con su ejemplo a confiar fuertemente en Nuestra Señora la Virgen María, a tender las manos hacia esta Madre de infinita bondad. De aquí nace esta raíz fuerte de nuestra espiritualidad  Mariana.